Conociendo a… Alby Ojeda


Comienza una nueva etapa en Código Visual.  Poco a poco habrá cambios en el blog y uno de ellos será esta nueva sección de entrevistas para ir conociendo a diferente gente de diferentes sectores, qué hacen, cómo lo hacen y su visión respecto a la publicidad, el diseño, el arte…

Para dar el primer paso en esta nueva andanza y aprovechando el termino de su último cortometraje, Zénit,  quiero que conozcan a Alby Ojeda Cruz. ¿Y quién es este señor? Multidisciplinar como nadie, este realizador, guionista y fotógrafo quizás lo conozcan por Gritos en el Pasillo dónde se encargó de la fotografía recibiendo por esta labor el Premio Ateneo a la Mejor Fotografía 2008. En el 2008 su proyecto de largometraje de terror”Seirên” es aceptado y supervisado en el Laboratorio de Escritura Audiovisual de Canarias por profesionales como Andrés Koppel, guionista de “Intacto”, Enrique López-Lavigne, productor de “28 Semanas Después”, o Manolo Matji, guionista de “Los Santos Inocentes”.Actualmente es proyect manager de Final Boss Studio, donde con un grupo totalmente interdisciplinar están realizando una aventura gráfica made in canarias.

Ojeando tu curriculum se puede observar que tocas muchos palos: Producción, guionización, director de fotografía, proyect manager…  ¿El ser un “culo inquieto” es por vocación o por que no queda mas remedio viendo el panorama actual en Canarias?

Creo que ha sido más bien un poco de ambas unido a la necesidad lo que me ha impulsado a tener que tocar tantas funciones. Cuando empiezas a hacer cortos no te queda más remedio que hacerlo todo tú, incluso actuar. Con el paso del tiempo te das cuenta de que en un puesto de trabajo, a pesar de que la formación te lleva hacia la especialización, no te queda más remedio que meter la nariz en otros campos para ser más competitivo. Sobretodo porque las empresas, con su política de ahorrar en trabajadores, suelen colapsar en funciones a un solo hombre y debes tener la suficiente flexibilidad para rendir correctamente.

Eso, junto con el carácter insular de Canarias, que nos aisla en siete bloques independientes, me ha empujado a tener que cumplir muchas funciones, sólo porque no he tenido la oportunidad de conocer a personas que puedan ejercerlas.

-Hablando del panorama actual de la producción audiovisual en canarias, publicitario o no, ¿como ves que se están haciendo las cosas?

La calidad en Canarias ha crecido exponencialmente en los últimos diez años. Durante los noventa, audiovisualmente lo que se movía estaba en manos de unos pocos. Pero a partir del año 2000 se han unido avances tecnológicos como la proliferación de internet y el video digital junto con iniciativas como el Festivalito, Canarias Rueda y el catálogo de Canarias en Corto que han hecho que se muevan más trabajos canarios y por tanto crezca el interés del público y de los realizadores. Claro que estamos hablando del campo del corto y el largo, pero de aquí surge la cantera que después profesionalmente se dedicará a publicidad, televisión, etc.

Creo que estamos viviendo un tiempo que es el germen para que Canarias destaque audiovisualmente dentro de unos años y sea considerada como un lugar lleno de creatividad y calidad.


-Parece que el cine español internacionaliza sus guiones apostando por películas que cogen elementos de la comedia burra americana, el thriller, el terror psicológico.. ¿Crees que esta tendencia puede llegar a ser un valor en alza o volveremos a los clásicos costumbristas de “chico de pueblo…”, “guerra civil”, etc…?

Creo que el problema del cine español de hace unos años era que tendía a ser muy “ombliguista”. Es decir, a contar la historia personal de una generación que poco a poco fue perdiendo el contacto con el público. En su momento las historias de “chico de pueblo” arrasaban en taquilla en nuestro país (“Pepito piscinas” le quitó el número uno a “Star Wars” en su estreno) y era porque conectaban con el público de ese momento.

Hoy día el cine español tiene muy mala fama a pesar de que está ofreciendo productos de gran calidad y es porque ha empezado a contar historias de forma universal. Se pueden exportar fácilmente al extranjero porque van al corazón básico del ser humano y están muy bien contadas, por eso el cine español está tan bien considerado fuera de nuestras fronteras y Hollywood siempre tiene un ojo puesto en los realizadores españoles porque saben que tienen creatividad. Sin embargo, la asignatura pendiente que le queda es la de ganarse al público patrio pero productos como “Rec”, “El laberinto del Fauno”, “Yo, también” o “Celda 211” son pesos pesados que están ayudando a cambiar esto.

-Elaborar un guión debe debe de ser una tarea complejísima, ¿cómo empiezas a construir una historia? Por su contexto,construcción de personajes?

Esa es la eterna lucha de todo guionista y cada uno tiene su método para concebir historias. La mía suele ser una idea, un concepto o un planteamiento que puede condensar la esencia de la historia. A partir de ese chispazo que puede surgir en cualquier momento pero sólo porque hay que estar receptivo constantemente a todo lo que ves a tu alrededor, comienzo a hacerme miles de preguntas sobre la historia, los personajes, el tema que me apetece tratar, referentes o historias que pueden ser semejantes, etc. Hay que saber escuchar la historia, tomarle el pulso y ver qué necesita para que gane en interés pero todo eso ya es mecánica interna de la propia escritura que se puede aprender mediante libros, cursos, etc, pero el fuego primigenio que lo impulsa todo, esa idea inicial, esa chispa es lo más importante porque determina si la historia puede parecer original o no y encontrar el mecanismo que despierte eso ya es un proceso que cada uno debe encontrar por sí mismo.

-¿Que te parece la labor de crear una historia en 30 segundos, ¿qué complejidad le ves a un guión publicitario?

La publicidad siempre me ha parecido un desafío muy interesante. Obliga a reducir al máximo los alardes comunicativos y transmitir la máxima información en el menor tiempo posible. Buscar el puñetazo informativo que sea original y deje huella  en el espectador siempre me ha parecido muy estimulante. La parte negativa va de mano de su aspecto más económico, como no. El principal filtro que debe pasar siempre es un cliente y en muchos casos eso entorpece la calidad final ya que desde su visión de empresario y como individuo le cuesta percibir cómo va a ser el impacto de ciertas campañas en una masa de público.

– A lo largo de tu vida habrás topado con multitud de clientes ¿Cual es el cliente tipo que odias?

Hay varios “clientes tipo” que hay que tratar armándote de paciencia pero el que destaca por encima de todos es aquel indeciso que quiere sacar el trabajo mediante pruebas de ensayo y error. No le gusta algo pero no sabe porqué y eso sólo lleva a malentendidos, perdida de tiempo y decepciones con el producto final.

Y muy seguido de cerca el cliente que no paga o paga mal en cantidad y por entregas. Ése es el más rastrero de todos porque no valora el trabajo que realizas ya que no recibe un producto que pueda tocar y por tanto considera que es tirar su dinero. Ése que comienza regateando el precio porque quiere “algo sencillito”, después llega el momento en que el esfuerzo se dispara porque no era tal y como se había hablado al principio y después se esconde cuando vas con la factura o pretende pagarte “con publicidad que va a hacerte entre sus amigos empresarios”.

– Desde hace no demasiado tiempo se viene hablando cada vez más del crowdsourcing como una nueva manera de trabajar de forma grupal, la comunidad aportando trabajo, ideas, conceptos. ¿ De que manera puede afectar el concepto crowdsourcing a la elaboración de productos audiovisuales? ¿Crees que sería difícil de gestionar?

Trabajar en un producto audiovisual es un mecanismo que se basa en la tiranía más absoluta. Debe haber un líder que organice todos los departamentos y éste sea el máximo responsable que haya en la toma de decisiones. Lleva siendo así desde hace más de 100 años debido a que es un mecanismo que funciona debido a que el coordinador es una persona que vive, se alimenta y respira del proyecto a lo largo de meses e incluso años. Esa tiranía debe ser lo suficientemente abierta como para escuchar ideas del resto del equipo, pero la decisión final la toma una persona y no debe ser cuestionada por el resto. Ésto es porque un rodaje es una tormenta de caos imprevisible en el que muchas personas generan de forma descontrolada un esfuerzo desproporcional en cada departamento y hace falta un vigía que no pierda el norte de hacia donde se debe dirigir ese caos.

En cierto aspecto se realiza crowdsourcing pero subordinado a la visión de una persona, no por una lucha de ego, sino por dar orden al caos. Romper esta tiranía creo que sólo llevaría a problemas en la dinámica ya que las visiones individuales aportan riqueza pero si prima eso sobre el grupo pueden generar conflictos en la dirección del proyecto.

Hay experimentos como la Wikipeli de Maho que han intentado llevar el Crowdsourcing al audiovisual, pero incluso en ese caso, ha habido la figura de un director que ha tenido que ejecutar el proyecto. Sospecho que esto será más la excepción que la regla en un futuro al menos en éste campo.


– La ficción española televisiva parece estancada en el mismo modelo desde hace décadas ¿hay atisbo de cambio?

Creo que si. Gracias a la nueva edad de oro que nos viene desde USA en series de calidad que superan dramáticamente incluso al actual cine en Hollywood creo que en España empezarán a hacerse cosas diferentes. Ésto es porque siempre hemos querido copiarlos en todo y los productores españoles están olisqueando el dinero en las series y en las TV-Movies. Las productoras ya no invierten tanto en cine, entre la caída en picado de las ventas de entradas y de Dvds, y está creando un nuevo starsystem basado en las estrellas de la televisión.

Nos queda mucho en nuestro país para estar a la altura de los americanos ya que se parte desde la base de que se intenta en una misma serie, contentar a toda la familia. Por eso tienes unos productos descafeinados protagonizados en su mayoría por personajes que van desde los 7 años hasta los 70, cuando gracias a la televisión por cable y las cadenas temáticas en USA pueden cascarse una serie de terror enfocada sólo para el público masculino de entre 20 y 30 años.

Creo que la TDT en España puede ser una oportunidad para empezar a romper con el estigma familiar e innovar en muchos aspectos, pero eso sólo el tiempo lo dirá.

-Y por último: Internet como medio de difusión y creacion ¿Como lo ves, lo utilizas, que límite le ves?

Internet es la nueva gran revolución que está teniendo la humanidad. La rapidez con la que culturalmente estamos avanzando en tan sólo cinco años es asombrosa. Ahora podemos compartir cultura e ideas con un sólo click. Ahora tu trabajo puede llegar facilmente a un público amplio. Ahora ya nadie regula el contenido cultural al que puedes acceder, nadie te da listas de las “mejores 40 canciones” que debes escuchar, nadie te da las noticias que consideran oportunas.

Creo que es la etapa en la que todo el mundo está consumiendo más información, películas y música. Es la etapa en la que la gente habla más facilmente con desconocidos. En la que por primera vez somos conscientes de que hay más mundo más allá de la ciudad en donde vivo.

Respecto al cine, la última gran revolución que hubo a éste nivel fue con el cine sonoro y ante ese hambre de consumo audiovisual surge un enorme campo en el que los creadores podemos aportar una gotita al océano de intercambio de creación cultural. Y gracias a internet se difunda fácilmente, entres en contacto con otras personas de otras culturas pero con pasiones afines y crear productos que hace tan solo cinco años que, por ejemplo sin el youtube, no hubiesen sido posibles.


Muchas gracias por aguantar las primeras preguntas de este nuevo episodio en Código Visual.


A continuación pueden ver la filmografía completa de Alby Ojeda.


Largometrajes

Palmarés de "Gritos en el Pasillo":
- Premio Mestre Mateo a la Mejor Película de Animación (Academia Galega do Audiovisual Mestre Mateo)
- Premio FICOD 2008 del Ministerio de Industria a la Innovación.
- Premio del público Ibértigo 2006 (sección digital)
- Premio Ateneo 2008 a la Mejor Banda Sonora
- Premio Ateneo 2008 a la Mejor Fotografía
- Premio Ateneo 2008 al Mejor Montaje
- Premio Ateneo 2008 ex aequo a la Mejor Película
- Mención Especial Ateneo 2008 a "Raúl López Serrano" por su Dirección Artística.

Cortometrajes

Palmarés

  • 2008 Premio Ateneo 2008 Mejor Dirección de Fotografía por Gritos en el Pasillo
  • 2006 2º Premio Maxoarte 2006 por “La Creación del mundo” (animación 2D)
  • 2006 4º Premio Canarias Rueda 2006 por “A la atención del jurado” (imagen real)
  • 2004 3º Premio Canarias Rueda 2004 por “Fuerteventura, isla costera” (imagen real) junto a David Sánchez
  • 2002 1º Premio Maxoarte 2002 por “Historia de un Machango” (animación 2D, 3D e imagen real) junto a Lehior Ojeda
  • 2001 1º Premio Maxoarte 2001 por “La Gran Caída” (animación 3D) junto a Lehior Ojeda
  • 1998 1º Premio Cortometraje Maxoarte 1998 por “Su nombre era Lulú” junto a Juan José Ramírez Mascaró
  • 1998 2º Premio Poesía Maxoarte 1998 por “El sonetto máh trihte pa la vesina dal´lao”


Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s