Cómo elegir naming a la hora de crear una marca


Cuando hablamos de un producto o una marca, la elección de un buen nombre se antoja crucial para que tenga éxito. Para esto sirve el naming.

naming-nexglobal-23png

Recordamos las cosas porque tienen un nombre. Sabemos qué es algo por su nombre. Podríamos decir entonces que el nombre de las cosas nos evoca sensaciones y recuerdos.

Qué es el naming

El naming es una parte esencial del proceso de creación de identidad de la marca que sirve para que el producto se diferencie del resto de sus competidores. De ahí la importancia de elección de un buen naming para nuestra marca. 

Nuestra marca es un contenedor de significados, valores y referencias y es el Nombre quien los representa.

Queda claro que nuestro primer paso debe ser la definición de nuestra marca., para darle a forma a través de nuestro nombre apoyándonos en sus valores, atributos, personalidad, posicionamiento y objetivos.

Pasos a seguir para conseguir un buen naming

1. Análisis de naming de nuestra categoría. Debemos conocer qué tipo de nombres y cómo se están construyendo en nuestra categoría de marca. Por ejemplo, si fuéramos Navidul, en nuestra categoría estarían Argal o Campofrío.

2. Análisis de naming de categoría paralela. A veces es conveniente salirse de nuestra categoría y observar qué se hace en marcas que son conceptualmente cercanas. En este ejemplo si fuéramos Tuenti, deberíamos mirar no solo que hace Facebook. También deberíamos ver que hace Google o Amazon por ejemplo. 

3. Modelo de construcción. Un nombre se puede construir de diferentes maneras. Debemos descartar los que no se vayan a usar en base al análisis previo de nuestra marca.

  • Descriptivos: Es una descripción literal (La Casa Encendida).
  • Neologismo: Se construye un naming en base a varios existentes (Adidas – Adi Dassler).
  • Abstracto: Se crea desde cero sin ninguna referencia anterior. Estamos creando algo nuevo.
  • Sugerente: El naming se basa en hablar sobre un beneficio directo. (Tourline Express).
  • Evocativo: Usamos una base conocida, incluso genérica, y la transformamos en algo nuevo (Aqualia).
  • Asociativo: Se construye usando una asociación conceptual (Dorada).

4. Espacios de creación. Con esto tenemos claro que nombre NO escogeremos para nuestra marca. A partir de aquí debemos trabajar enfocando los distintos espacios conceptuales que encajen con lo que nuestra marca quiere comunicar: Juventud, dinamismo, textil o Belleza, salud, natural

5. Brainstorming: mezcla, agita y filtra. Con estos conceptos como base, es la hora de hacer una tormenta de ideas en la que apuntaremos todas y cada una de las que surjan para crear una serie de estímulos que nos ayuden a la hora de la mezcla: raíces de unos, derivados, etc. y así conformar una lista amplísima de nombres de los que deberemos seleccionar:

  • Los que mejor se adapten a nuestra Propuesta de Valor
  • Sean más Memorables
  • Su construcción confiera una diferenciación mayor
  • Que su morfología sea agradable a vista y oído

naming-nexglobal-2

6. Revisión. En este momento deberemos someter a revisión los nombres resultantes. Investigaremos si están registrados y su disponibilidad para redes sociales y dominios en Internet.


7. Criba. Llega la hora de la verdad: tras la criba anterior, no deberían quedar mas de 5-10 nombres a los que someteremos a una nueva y última criba. Reformulamos las preguntas que nos habíamos hecho antes para encontrar qué nombres encajan dentro de nuestro planteamiento estratégico, creativo y formal.

  • Formal: debemos preguntarnos por las posibles asociaciones negativas y si su pronunciación es difícil en otras lengua.
  • Estratégico: debemos preguntarnos si potencia los valores y significado de nuestra marca.

  • Creativo: debemos preguntarnos si es relevante, sonoro y memorable.

Si el nombre es internacional hay que tener en cuenta su sonoridad, su lectura, su significado y el registro específico en cada país.

naming-nexglobal-1

8. La prueba del contexto. El último paso es comprobar que los 3 nombres finalmente escogidos se desenvuelven de manera correcta en un contexto real, con un eslogan o un claim. No es lo mismo decir “Yoigo” que “Con Yoigo tienes las mejores tarifas”.

Memorable, Diferenciador y flexible.

Estas son las características que harán que el naming de nuestra marca se eleve por encima de la competencia.

Debemos tener claro que la construcción de una marca es una labor de años y esfuerzo. Los valores de los que dotemos a nuestra marca evolucionarán a lo largo del tiempo y será el nombre elegido el que los represente a lo largo del tiempo, lo que ayude a diferenciar nuestra marca en un mundo saturado de productos iguales.
 De ahí la importancia de elegir un nombre apropiado para nuestra marca o producto.
Puedes leer mas artículos de mis compañeros de NexGlobal en su blog. Te esperamos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s